sábado, 14 de enero de 2012

VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana)

Hoy dedicaré la entrada a hablar de la más conocida enfermedad de transmisión sexual y, también, las más temida y rechazada por la sociedad, la infección por VIH o Virus de Inmunodeficiencia Humana. Hablaré tanto de lo que es propiamente el virus del VIH como de los métodos de transmisión, los posibles escudos de prevención, la sintomatología, etc.

Trataré así mismo de dar a entender que con esta enfermedad no hay superhéroes y que toda medida de precaución contra la misma es poca.






¿QUÉ ES?


Virus del VIH

Estamos ante un virus, más concretamente y desde un punto de vista más científico que simplemente informativo, un lentivirus de la familia Retroviridae. El genoma que constituye al virus del VIH es una cadena de ARN que debe transcribirse a ADN para poder multiplicarse e intregarse en el genoma de la célula que infecta. Este proceso de conversión de ARN a ADN es una de las características de retrovirus como el VIH y lo hace mediante acciones enzimáticas de transcriptasa inversa. Así vemos que los virus como el VIH no pueden crecer o reproducirse por sí mismos sino que deben infectar las células de un organismo vivo para duplicarse y hacer copias nuevas de sí mismo.
El sistema inmunológico humano a menudo encuentra y destruye a los virus con relativa rapidez, pero el VIH se encarga de atacar a dicho sistema inmunológico, acabando así con nuestro arma de defensa.


VIH Y SIDA. LA CONEXIÓN

A menudo solemos utilizar gratuitamente los conceptos de VIH y SIDA como si de sinónimos de tratase. Esta creencia está muy extendida, pero el hecho de que muchos lo crean no significa que sea cierto. En este caso para nada lo es.
Cuando hablamos de VIH hablamos de una infección del organismo por el retrovirus antes presentado. El SIDA no es ni más ni menos que una fase de la infección por este virus, la última concretamente y que gracias al tratamiento hoy existente contra el VIH no todas las personas llegan a desarrollar.

Decimos entonces que una persona padece SIDA cuando la acción del VIH ha causado tantos estragos en su organismo que ha acabado por destruir totalmente su sistema inmunitario e impidirque éste haga frente mediante una respuesta inmune a las infecciones que puedan atacar al organismo.
Más específicamente, una persona infectada por VIH (también conocida como seropositiva) pasa a tener SIDA cuando su nivel de linfocitos T CD4 (células encargadas de atacar virus), desciende por debajo de 200 células por mililitro de sangre.

TRANSMISIÓN

El VIH se encuentra en la sangre y los fluídos sexuales de una persona infectada así como en la leche de una madre infectada. La transmisión del VIH se produce cuando una cantidad suficiente de estos fluídos ingresa en el torrente sanguíneo de otra persona.

Hay varias vías de intercambio de fluídos. A saber:
  • Relaciones sexuales sin protección con una persona infectada. De ahí la importancia del uso de métodos de protección como el condón en la práctica de relaciones sexuales.
  • Contacto con la sangre de una persona infectada. Si una cantidad suficiente de sangre de una persona infectada por el virus entra en el cuerpo de otra, se produce la infección.
  • Uso de hemoderivados infectados. Hace algunos años, numerosas personas se vieron infectadas de VIH a través del uso de transfusiones de sangre y hemoderivados que estaban contaminados con el virus. Esto ya no supone un problema en prácticamente la totalidad del mundo pues las donaciones de sangre son previamente analizadas en busca de problemas como la presencia de este virus.
  • Drogas inyectables. El VIH puede transmitirse al utilizar equipos que han sido utilizados previamente por personas infectadas. En muchas partes, debido a que es ilegal su posesión, se comparten los equipos inyectables y las jeringas.
  • De madre a hijo. Hay tres posibles vías de infección en este caso: El embarazo, el partp (estos dos primeros a través de la sangre) o durante la lactancia.
Determinados grupos dentro de nuestra sociedad como por ejemplo los consumidores de drogas inyectables, las personas que ejercen la prostitución o los homosexuales masculinos, tienen un mayor porcentaje de posibilidades de ser infectados por VIH.



Porcentaje de adultos infectados por VIH en el mundo

TRATAMIENTO CONTRA EL VIH

El tratamiento contra el VIH está basado principalmente en el uso de los conocidos como medicamentos antirretrovíricos que se encargar de reducir los niveles de VIH en el cuerpo permitiendo al sistema inmunológico recuperarse y funcionar con eficacia. Estos medicamentos pueden permitir a una persona seropositiva gozar de una vida larga y saludable.
Pero este tratamiento implica un compromiso de importante seriedad, ya que los medicamentos antirretrovíricos deben ser consumidos todos y cada uno de los días del resto de la vida de la persona infectada. A veces estos medicamentos provocan efectos secundarios y en algunos casos son tan importantes que se produce la suspensión de dicho tratamiento para así comenzar uno alternativo.
Actualmente hay más de 20 medicamentos antirretrovíricos aprobado en EE.UU y Europa además del resto que están en estudio.
Aquí os dejo un video que muestra el efecto de la enfermedad y la posible recuperación




¿PRESENTA SÍNTOMAS EL VIH?

Algunas personas experimentan una especie de gripe, sarpullido o incluso inflamación de los ganglios pero éstos son síntomas comunes de otras enfermedades, por ello no se suele asociar a VIH.
Sin embargo lo normal es que no aparezcan síntomas pero es necesario recordar que una persona infectada por VIH recientemente, tiene la capacidad de transmitir el virus.
Ya que en la mayoría de los casos no hay síntomas y el infectado incluso se puede encontrar totalmente sano, no hay ninguna forma de reconocer a un seropositivo, a excepción de la utilización de la prueba de detección del VIH.
En el caso del sida la cosa cambia. Los principales síntomas que podemos encontrar se recogen en la siguiente imagen:




PREVENCIÓN

A pesar de los numerosos estudios y grandes inversiones, actualmente la infección por VIH carece de cura y los microbicidas que se supone evitarán la transmisión del VIH durante las relaciones sexuales, aún están siendo objeto de estudio.
La información sobre el VIH y sus métodos de transmisión, son una parte importante en la prevención.
  • A NIVEL SEXUAL:
Si una persona tiene relaciones sexuales con un infectado también puede contraer la enfermedad. El ‘sexo seguro’ se refiere a lo que se puede hacer a fin de minimizar el riesgo de contraer la infección durante las relaciones sexuales. Principalmente, el uso de preservativos de forma constante y correcta.
Una persona puede estar segura de protegerse contra esta infección mediante la  no práctica de relaciones sexuales o bien el elegir actividades que no supongan la entrada de sangre o fluídos sexuales de ajenos en su cuerpo.
Además, una eficaz información sexual es importante para ofrecer a los jóvenes el conocimiento y las habilidades necesarias que les permitan protegerse de la transmisión sexual del VIH. La educación sexual exhaustiva debe desarrollar habilidades y actitudes que alienten las relaciones sexuales saludables, junto con el suministro de información detallada acerca de cómo practicar el ‘sexo seguro’.



  • POR VÍA SANGUÍNEA:
Una persona puede protegerse de esta infección al asegurarse que no entre sangre de personas ajenas en su cuerpo.
Los consumidores de drogas inyectables que comparten los equipos o jeringas para realizar estas prácticas están en riesgo de contraer la infección. Los programas de intercambio de agujas que consisten en intercambiar agujas usadas por nuevas a aquellos usuarios consumidores de drogas inyectables y que podrían reducir el porcentaje de infección en este grupo.
Los trabajadores de la salud pueden estar expuestos a la infección en sus trabajos. La forma más eficaz de restringir el riesgo de infección es utilizar precauciones universales con cada paciente, como por ejemplo, el lavado de manos o el uso de barreras protectoras como guantes, delantales, lentes protectoras... Cuando un trabajador de la salud está expuesto a un posible riesgo de infección en su trabajo, se recomienda la profilaxis posterior a la exposición como medida preventiva.
  • DE MADRE A HIJO:
Este tipo de transmisión se puede evitar a través del uso de drogas antirretrovíricas, lo que reduce las posibilidades de que el niño se infecte de un 25% a un porcentaje menor al 2%. Una vez que el niño ha nacido, las prácticas de alimentación segura también pueden reducir el riesgo de la transmisión de la infección.
Para tomar estas precauciones, una madre VIH positivo debe conocer su estado. Por esto, la realización de pruebas de detección del VIH durante el embarazo es una medida crucial de prevención.


Espero que todo esto os haya resultado útil e informativo y que ayude a concenciar a la gente en lo importante que es protegerse contra este monstruo vírico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada